Zumo de arándanos

Receta del zumo de arándanos

Los arándanos son muy nutritivos y beber zumo de arándano es una magnífica manera de beneficiarse de estos nutrientes. Son ricos en antioxidantes, en particular de proantocianidinas responsables de su vibrante color. Los antioxidantes batallan contra los radicales libres, unas partículas que dañan el ADN y pueden contribuir a enfermedades del corazón, el cáncer y otras condiciones. El zumo de arándano es muy conocido como tratamiento natural para infecciones de la vejiga y del tracto urinario.

Zumo de arándanos

Ingredientes del zumo de arándanos

Para un vaso:

  • 50 g. de arándanos
  • Agua
  • Miel o azúcar moreno

Cómo hacer el zumo de arándanos

  • Lavar los arándanos con abundante agua.
  • Introducir en la licuadora y agregar agua.
  • Licuar perfectamente añadiendo miel o azúcar al gusto.
  • Colar para refinar el zumo, agregar hielo y servir.
Receta del zumo de arándanos

Propiedades del zumo de arándanos

Los arándanos son una fuente de vitamina C, así como de manganeso y otros nutrientes. Los arándanos son también una fuente de diferentes tipos de antioxidantes, incluyendo polifenoles, que pueden ayudar a prevenir el cáncer y las enfermedades del corazón, así como estimular el sistema inmunológico. El zumo de arándano también tiene componentes que pueden luchar contra la caries dental, ayudando a prevenir la formación de placa en los dientes mediante la reducción de cantidades de bacterias que causan la placa.

Otro de los beneficios para la salud del zumo de arándano incluyen el alivio de la infección del tracto urinario y la vejiga. Este jugo no solamente ayuda a eliminar directamente las bacterias que causan las infecciones, sino que también vuelven más ácido el ambiente interno de la vejiga. Este entorno puede ayudar a prevenir con anterioridad las infecciones bacterianas antes de que se creen; haciendo de la vejiga un ambiente hostil para las bacterias.

También es reconocido su uso para el tratamiento de los trastornos respiratorios, cálculos renales, cáncer y enfermedades del corazón. Tiene propiedades beneficiosas para prevenir trastornos de estómago y la diabetes, así como enfermedades de las encías causada por la placa dental. Los fitonutrientes, que derivan en compuestos naturales de plantas, están presentes en los arándanos y ha sido demostrado que ayudan en la prevención de una amplia gama de problemas de salud.

El zumo de arándano es rico en antioxidantes, vitamina C y ácido salicílico. Contiene solamente 45 calorías por taza, de manera que el zumo de arándano encaja muy bien dentro de las pautas dietéticas. El zumo de arándano también contiene 87,13 g de agua por 100 g. Este jugo además proporciona energía, proteínas y carbohidratos. En términos de minerales contiene calcio, magnesio, hierro, fósforo, sodio, potasio y zinc. También contiene vitaminas como la tiamina, riboflavina, niacina, vitamina B-6, E (alfa tocoferol) y vitamina K (filoquinona).