Zumo de ciruela

Receta del zumo de ciruela

El zumo de ciruelas es un increíble zumo que no solo está delicioso sino que repleto de propiedades beneficiosas para la salud como su contenido en vitaminas, antioxidantes y fibra, sobretodo las incluídas en toda la piel de la fruta.

Zumo de ciruela

Ricas en fibra, las ciruelas rojas son una increíble y llamativa mezcla dulce, ácida y jugosa. Comúnmente se comen frescas o, cuando se secan, como ciruelas pasas. Las ciruelas frescas se encuentran fácilmente en los supermercados y con frecuencia son de bajo costo, especialmente cuando es temporada de ciruelas.

Ingredientes del zumo de ciruela

  • 4 ciruelas rojas (unos 500 g)
  • 200g de agua fría
  • Edulcorante al gusto

Cómo hacer el zumo de ciruela

  • Lavar las ciruelas y quitar el hueso.
  • Licuar o batir las ciruelas y el agua hasta que quede una mezcla homogénea.
  • Añadir azúcar o edulcorante al gusto.
  • Es mejor beber el zumo recién exprimido para que conserve todas sus vitaminas.
Receta del zumo de ciruela

Propiedades del zumo de ciruela

Los beneficios para la salud de las ciruelas incluyen el alivio de la indigestión, enfermedades infecciosas y los problemas relacionados con la ansiedad. El poder antioxidante de las ciruelas ayuda en el tratamiento de dolencias tales como la osteoporosis, la degeneración macular, el cáncer, la diabetes y la obesidad. Ayuda a mantener niveles saludables de colesterol, la salud cardiovascular, salud cognitiva, la fortaleza del sistema inmunológico, la salud celular, equilibrio electrolítico, el sistema nervioso y ayuda en el cuidado de la piel y la coagulación de la sangre.

Las ciruelas son bajas en calorías (46 calorías por 100 g) y no contienen grasas saturadas. Además sostienen numerosos compuestos que promueven la salud, como minerales y vitaminas. La fibra dietética, el sorbitol y la isatina de las ciruelas ayudan a regular el buen funcionamiento del sistema digestivo y por lo tanto, ayudan a aliviar los problemas de estreñimiento.

Las bayas frescas son una fuente moderada de vitamina C que también es un potente antioxidante natural. El consumo de alimentos ricos en vitamina C ayuda al cuerpo a desarrollar resistencia contra agentes infecciosos, contra la inflamación y eliminar los radicales libres dañinos.

Estas jugosas frutas contienen un surtido de componentes saludables, vitaminas y minerales. Las ciruelas son una excelente fuente de vitaminas como la vitamina A, C (ácido ascórbico), ácido fólico y la vitamina K (filoquinona). También son una buena fuente de vitamina B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B3 (niacina), B-6 y vitamina E (alfa-tocoferol). Los minerales presentes en las ciruelas incluyen potasio, fluoruro, fósforo, magnesio, hierro, calcio y zinc. Las ciruelas también suministran fibra dietética y ofrecen muy bajas calorías, sin grasas nocivas.

Las ciruelas frescas son además una fuente moderada de vitamina A y beta-caroteno. La vitamina A es esencial para la buena vista del ojo. También se requiere para el sano mantenimiento de la mucusa y la piel. El consumo de frutas naturales ricas en vitamina A ayuda a proteger el cuerpo de los cánceres de pulmón y de la cavidad oral.

Las ciruelas son abundantes en minerales como el potasio, flúor y hierro. El hierro se requiere para la formación de glóbulos rojos. El potasio es un componente importante de los fluidos celulares y el cuerpo que ayuda a controlar la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Además, las bayas son unas fuentes moderadas en vitaminas del grupo B como la niacina, vitamina B-6 y ácido pantoténico. Estas vitaminas actúan como cofactores ayudando al cuerpo a metabolizar los hidratos de carbono, proteínas y grasas. También proporcionan aproximadamente el 5% de los niveles de dosis diaria recomendada de vitamina K. La vitamina K es esencial para la función de los factores de coagulación en la sangre así como en el metabolismo óseo y ayudan a reducir la enfermedad de Alzheimer en los ancianos.