Zumo de maracuyá

Receta del zumo de maracuyá

El maracuyá, parcha o fruta de la pasión es una fruta pastusa del género Passiflora. El maracuyá de tono dorado o amarillo tiene un sabor más ácido y ligero mientras que la morada es más aromática y tiene un sabor más fuerte. Esta fruta es ampliamente consumida en forma de zumo, en ensaladas, la pulpa de fruta, mezclada en cócteles, en postres y como agente saborizante.

Zumo de maracuyá

Ingredientes del zumo de maracuyá

  • 1 kilo de maracuyá
  • Agua
  • Azúcar al gusto
  • Hielo

Cómo hacer el zumo de maracuyá

  • Cortar los maracuyás por la mitad y con la ayuda de una cuchara extraer la pulpa.
  • Introducir en la licuadora con un poco de azúcar (o edulcorante).
  • Licuar agregando un poco de agua y evitar que se deshagan totalmente las pepas.
  • Pasar el zumo por un colador y si está muy espeso, licuar con más agua.
  • Por último, agregar el hielo a un vaso y verter el zumo de maracuyá en él.
  • Observaciones: Una vez servido el zumo de maracuyá, si se deja reposar varios minutos, la parte con fibra se separa del agua, así que es bueno servirlo con una cañita para mezclar cuando sea necesario.
Receta del zumo de maracuyá

Propiedades del zumo de maracuyá

El maracuyá es una fruta muy nutritiva con un amplio contenido en vitaminas y minerales. La fibra dietética del maracuyá es particularmente alta y cumple aproximadamente el 43% de la necesidad diaria de vitamina A también. Los valores en hierro son del 20% y de cobre en 9,5% sobre 100 gramos de maracuyá. También es una rica fuente de fitonutrientes como Criptoxantina y licopeno. Cuenta con bajas calorías y carbohidratos moderados en el 18% de la necesidad diaria. Casi no hay sodio en esta fruta, pero el potasio constituye el 7% de la necesidad diaria del cuerpo.

El maracuyá contiene una alta cantidad de vitamina A y vitamina C, ambos de los cuales son fuertes antioxidantes. Estos son capaces de neutralizar los radicales libres y proteger del cáncer. Los flavonoides mejoran aún más la potencia del maracuyá en el suministro de antioxidantes para el cuerpo y en la protección contra el cáncer. Estudios recientes también han demostrado que en los pacientes con cáncer, los maracuyás pueden matar las células cancerosas in vitro.

Con un alto contenido de potasio, casi sin sodio el maracuyá es altamente eficaz en la protección de la presión arterial alta. Los altos niveles de sodio se asocian con un aumento de la presión arterial y en consecuencia resulta en otras enfermedades como el ataque al corazón o el derrame cerebral. Se requieren cantidades de sodio muy limitadas en el cuerpo, pero la mayoría deriva de la sal habitual que contiene la dieta. Por lo tanto, cualquier ingesta de sal que no viene de las comidas y frutas es un consumo extra de sodio.

El potasio regula el equilibrio de electrolitos y controla la función de los músculos del cuerpo entero incluyendo los músculos del corazón que crean los latidos del corazón. También es responsable de la liberación de calcio en el torrente sanguíneo que puede causar obstrucciones en las arterias en caso de verter en exceso. Estas tres funcionalidades hacen que el potasio sea un factor indirecto que regula la presión sanguínea óptima en el cuerpo.

El maracuyá contiene fibra soluble. La fibra soluble limpia las toxinas almacenadas en el colon, facilitando el movimiento intestinal saludable y normal. Aparte del contenido de fibra, los antioxidantes en el maracuyá también ayudan en la limpieza del colon. Las toxinas que se acumulan en los intestinos y el tracto gastrointestinal son en parte responsables de las infecciones y empeoran el crecimiento canceroso. También obstaculizan el tratamiento e interfieren con los medicamentos que se administran.

Estos componentes y nutrientes en el maracuyá ayudan a controlar y prevenir el estreñimiento añadiendo corpulencia a las heces y ablandándolas. La fibra absorbe el agua y eso hace que las heces sean más blandas facilitando el paso a través del tracto anal. Esta función especial de la fibra en el cuerpo resulta en la reducción y protección de hemorroides y la inflamación de la zona anal.

El maracuyá es uno de esos alimentos saludables que resultan beneficiosos para la salud de los ojos. Contiene una alta cantidad de antioxidantes como la vitamina A, vitamina C y flavonoides. Estos nutrientes protegen los ojos de los radicales libres y cuidan de las membranas mucosas que protegen la córnea del ojo. Aparte, el betacaroteno en esta fruta es conocido por sus efectos positivos sobre los ojos y la visión. Es un fitonutriente y un precursor de la vitamina A. Por lo tanto, es beneficioso para proteger los ojos de la pérdida de la visión y mejorar la vista.

El color rojo de la sangre se debe a un pigmento llamado hemoglobina cuyo contenido principal es el hierro. La hemoglobina lleva a cabo la función principal de la sangre que transporta sangre a todas las partes del cuerpo. Cuando los médicos hablan de bajo nivel de sangre, por lo general se refieren a la deficiencia de hemoglobina llamada anemia. La anemia no es una enfermedad grave, pero si permanece sin control y no diagnosticada por mucho tiempo, puede conducir a consecuencias muy graves. Los síntomas habituales de hemoglobina baja incluye el cansancio persistente, dificultad para respirar, somnolencia, desmayos y mareos.

El maracuyá contiene alta cantidad de hierro, un 20% del valor requerido diariamente junto con la vitamina C. La vitamina C es esencial para la absorción de hierro en el cuerpo. Se evita la pérdida de hierro y aumenta la hemoglobina en la sangre.

Esta fruta no sólo es rica en fibra, sino que tiene también un alto contenido de agua, que junto a la fibra ayuda a mejorar la digestión. Estimula la digestión con la ayuda de sus enzimas que aumentan la cantidad de jugos digestivos producidos en el estómago. También es conocido para aliviar el cuerpo de muchas otras dolencias gástricas.

La inmunidad es el sistema de defensa del cuerpo contra diversos patógenos como virus, bacterias, toxinas, etc. que hacen que el cuerpo enferme conduciendo a enfermedades e infecciones. El sistema inmune es responsable de la inmunidad. Tiene un papel importante en el momento de identificar la amenaza y eliminarla desde el sistema antes de que cause un daño significativo. Los antioxidantes se denominan como "amigos" del sistema inmunológico.

La vitamina A, vitamina C y fitonutrientes como Xanthin y Betacaroteno son altamente eficaces en la optimización de la función inmune del cuerpo. El resultado es una mayor resistencia contra las enfermedades comunes como el resfriado, la gripe y otras infecciones. La vitamina C es especialmente conocida por aliviar los síntomas del resfriado y la tos; y puesto que es una vitamina soluble en agua, su pérdida en el cuerpo tiene una tasa más alta. Esta pérdida puede ser repuesta por frutas como el maracuyá, que son una rica fuente de vitamina C.

Hay más de una razón por las que el maracuyá debe considerarse para cuidar y proteger el corazón. El colesterol es probablemente el enemigo número uno del corazón, ya que bloquea las arterias y crea fluctuación en la presión arterial resultando en un aumento de la tensión en el corazón. El maracuyá casi no tiene colesterol y grasas mínimas. Además, el maracuyá contiene una alta cantidad de fibra reduciendo el nivel de colesterol en la sangre. Aumenta el colesterol HDL (colesterol bueno) y reduce el colesterol LDL (colesterol malo).

El maracuyá y su flor contienen alcaloides medicinales y fitonutrientes que se sabe que tienen propiedades sedantes suaves. Se encontró que el consumo de maracuyá relaja el sistema nervioso e induce el sueño. Esto hace que sea un promotor del estado de ánimo muy eficaz y de hecho, muchos médicos están usando estos suplementos naturales para tratar condiciones como la depresión, la ansiedad y el insomnio.