Zumo de remolacha

Receta del zumo de remolacha

Las remolachas son una hortaliza de raíz fabulosa y los beneficios del zumo de remolacha son muchos. Las remolachas se han utilizado tradicionalmente para curar a la gente. En la época de los antiguos romanos la remolacha era utilizada como un tratamiento para curar la fiebre y el estreñimiento.

Zumo de remolacha

Hipócrates - el padre de la medicina - abogó por el uso de las hojas de remolacha como vinculante para las heridas. Desde la Edad Media, la remolacha fue utilizada como un tratamiento para una variedad de condiciones, especialmente enfermedades relativas a la digestión y la sangre.

Ingredientes del zumo de remolacha

  • 2 remolachas cocidas
  • 4 naranjas
  • 1 trozo de jengibre (del tamaño de una nuez)

Cómo hacer el zumo de remolacha

  • Pelar el jengibre y las naranjas.
  • Introducir en la licuadoras las remolachas, las naranjas y el trozo de jengibre.
  • Licuar hasta conseguir una mezcla homogénea y servir inmediatamente.

Propiedades del zumo de remolacha

La remolacha ha sido conocida desde hacer décadas por su propiedades protectoras del hígado. Consumir este alimento puede ser un aporte de más energía en durante el día. Los estudios demuestran que este hecho podría deberse a la capacidad de los componentes en el zumo de remolacha que ayudan a mejorar el flujo sanguíneo. El zumo de remolacha también es reconocido por ayudar al cuerpo a responder mejor y a actuar, a equilibrar el uso de oxígeno y al aumento de la resistencia.

Receta del zumo de remolacha

Tradicionalmente, la gente usa el zumo de remolacha para curar: la anemia, el hígado, la piel, los riñones, la circulación linfática, cansancio, ojos, hígado, problemas de la piel, la desintoxicación y el cáncer. El jugo de remolacha puede matar los hongos, es un fuerte antioxidante y tiene propiedades antiinflamatorias.

El zumo de remolacha es una de las fuentes dietéticas más ricas en antioxidantes y nitratos de origen natural. Los nitratos son compuestos que ayudan a mejorar la forma cómo fluye la sangre a través del cuerpo - incluyendo el cerebro, el corazón y los músculos. Estos nitratos naturales aumentan una molécula en los vasos sanguíneos llamados óxido nítrico, que ayuda a abrir los vasos y permite un mayor flujo de oxígeno, así como la presión arterial.

Entre otros beneficios cabe destacar que el zumo de remolacha puede ser también un importante aliado para disminuir la presión arterial. Si la remolacha es de color amarillo o roja, el zumo proporcionará una excelente capacidad para bajar la presión arterial.

Otra gran propiedad de la remolacha es su contenido en un pigmento de color llamado betalain. Este es un poderoso antioxidante, antiinflamatorio, fungicida y ayuda en la desintoxicación de sustancias. Hay investigaciones que indican que el betalain puede exhibir la actividad anticáncer.

Las raíces de la remolacha contienen altas cantidades de ácido fólico y manganeso. Las hojas verdes son ricas en vitamina A, vitamina C, vitamina K, así como calcio, hierro, magnesio, potasio, cobre y magnesio, azufre, sílice y colina.

Beber zumo de remolacha con regularidad puede ser beneficioso en la prevención y curación de inflamaciones incluyendo inflamación de la piel como el acné. El jugo también ayuda a eliminar manchas y promueve una piel sana y el crecimiento del cabello.

Uno de los grandes beneficios del zumo de remolacha es que la investigación muestra que la remolacha puede ser preventiva del cáncer. El betacianina que el zumo de remolacha contiene, ayuda a prevenir la formación de tumores cancerosos y también desintoxica el cuerpo de todas las toxinas dañinas.

Las hojas de remolacha crudas contienen dos carotenoides: luteína y zeaxantina. Investigaciones científicas informan que éstas pueden ser beneficiosas para los ojos - en especial la retina. Uno de los beneficios del zumo de remolacha (crudo) es que puede absorber los carotenoides fácilmente mientras mantiene sus valores - estos carotenoides se destruyen fácilmente cuando se cocinan.