Zumo de sandía

Receta del zumo de sandía

Las sandías son en su mayoría agua - alrededor del 92% - pero esta refrescante fruta está empapada de nutrientes. Cada bocado jugoso de sandía tiene niveles significativos de vitaminas A, B6 y C, un montón de licopeno, antioxidantes y aminoácidos. Hay incluso una pequeña cantidad de potasio. Además, el zumo de sandía es ideal para el verano por sus excelentes propiedades y ser libre de grasa, muy bajo en sodio y tiene tan sólo 40 calorías por taza.

Zumo de sandía

Beber un vaso grande de zumo de sandía es muy eficaz para ayudar a la eliminación de residuos. El consumo abundante de este zumo rojo hará mucho bien en la salud.

Ingredientes del zumo de sandía

  • 450 gr de sandía
  • Azúcar moreno o estevia
  • Zumo de medio limón

Cómo hacer el zumo de sandía

  • Lavar el limón y partir por la mitad. Extraer el zumo de medio limón.
  • Introducir en la licuadora junto al zumo de limón y el azúcar moreno al gusto.
  • Licuar hasta mezclarlo todo. Se puede colar para que no quede ningún grumo.
Receta del zumo de sandía

Propiedades del zumo de sandía

La sandía contiene un compuesto conocido como citrulina, que en el torrente sanguíneo señala al cuerpo para liberar un compuesto que hace que los vasos sanguíneos se dilaten. Como resultado, la sangre fluye a través de los vasos fácilmente, causando una menor presión sobre las paredes de los vasos.

Esta fruta es también rica en antioxidantes como el licopeno que contiene el doble de la cantidad que se encuentra en los tomates. La sandía también contiene vitaminas C y A, que desempeñan un papel activo en la lucha contra varios tipos de cáncer como el de mama, próstata y cáncer colorrectal.

La sandía puede tener un efecto parecido a la Viagra. Es una rica fuente de aminoácido citrulina, que trabaja para ampliar aún más y relajar los vasos sanguíneos, de manera similar a lo que ocurre cuando un hombre toma Viagra. Esto asegura el paso de más sangre al pene que conduce a la erección.

La sandía es eficaz en la reducción de la temperatura corporal y la presión arterial. Mucha gente en las regiones tropicales comen esta fruta para protegerse de un golpe de calor.

Tiene propiedades diuréticas, lo que significa que puede ayudar a mantener el equilibrio entre los fluidos y la glucosa en el cuerpo. Además de ayudar a mantener el cuerpo hidratado, lo que ayuda a prevenir la artritis; la riqueza de su contenido en betacaroteno y vitamina C también contribuyen a reducir los procesos inflamatorios asociados con esta enfermedad.

La sandía alivia la acidez y reduce la hinchazón; su alto contenido de agua, entre un 80% o 90% y los azúcares de la fruta ayudan a aliviar las náuseas del embarazo y la deshidratación; y los minerales que contiene pueden ayudar a prevenir los calambres musculares durante el tercer trimestre.

Juega un papel importante en la prevención y tratamiento de muchas infecciones en el cuerpo. Como una rica fuente de vitamina C, ayuda al cuerpo a desarrollar resistencia contra agentes infecciosos y eliminar los radicales libres de oxígeno dañinos.

La sandía contiene potasio, que es muy útil en la limpieza o el lavado de los depósitos tóxicos en los riñones. Por otra parte, es útil en la reducción de la concentración de ácido úrico en la sangre, lo que reduce las posibilidades de daños renales y formación de cálculos renales en el mismo.

Además de ayudar a prevenir la deshidratación debido a su alto contenido de agua, induce orinar frecuente, que es de nuevo útil para la limpieza de los riñones.