Zumo de yuca

Receta del zumo de yuca

El zumo de yuca es muy usado tanto por sus beneficios en la salud como en higiene. Este fruto es nativo del clima templado, el regiones áridas de América del Norte y Central y las Antillas. La yuca destaca por sus propiedades de saponina naturales para reducir el colesterol, así como otros remedios naturales para la salud. Ha sido utilizada durante siglos por los nativos como un champú suave y tratamiento del cuero cabelludo, así como un tratamiento para el dolor de la artritis. Hoy en día el zumo de yuca sigue gozando de popularidad por sus beneficios para la salud. La prensa en frío es el método preferido para obtener el jugo de los tallos de yuca.

Zumo de yuca

Ingredientes del zumo de yuca

  • Media taza de harina de yuca
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • Media lima o limón
  • Agua
  • Hielo

Cómo hacer el zumo de yuca

  • Mezclar bien la harina de yuca con 300 ml. de agua fría.
  • Añadir el azúcar moreno y seguir mezclando.
  • Filtrar el jugo de esta mezcla con la ayuda de un colador o un paño.
  • Por último, añadir el zumo del medio limón o lima y mezclar de nuevo.
  • Verter en un vaso con hielo y disfrutar de una fresca y deliciosa bebida.
Receta del zumo de yuca

Propiedades del zumo de yuca

La yuca, también conocida como mandioca o tapioca, es un rizoma almidonado que se cultiva principalmente en los climas cálidos de África, Asia y América del Sur. Es mejor no comer la yuca cruda, debido a que contiene cantidades tóxicas de glucósidos cianogénicos, las cuáles pueden ser reducidas a niveles inocuos mediante la cocción. Aparte de la caña de azúcar, la yuca es una de las fuentes más ricas en hidratos de carbono.

La yuca es una buena fuente de minerales como el calcio, fósforo, manganeso, hierro y potasio. Estos minerales son necesarios para el adecuado desarrollo, el crecimiento y la función de los tejidos del cuerpo. Por ejemplo, el calcio es necesario para tener huesos y dientes fuertes; el hierro ayuda en la formación de dos proteínas - hemoglobina y mioglobina - que llevan oxígeno a los tejidos del cuerpo; y el manganeso ayuda en la formación de los huesos, el tejido conectivo y las hormonas sexuales. El potasio es necesario para la síntesis de proteínas y ayuda en la descomposición de los hidratos de carbono. Una porción de 100 gramos de raíz de yuca contiene alrededor de 16 miligramos de calcio, 21 miligramos de magnesio, 271 miligramos de potasio, 27 miligramos de fósforo y 0,4 miligramos de manganeso. También cuenta con 14 miligramos de sodio, 0,3 miligramos de zinc y 0,3 miligramos de hierro.

La yuca contiene altas cantidades de fibra dietética, que pueden ayudar a prevenir el estreñimiento. La fibra podría también ayudar a perder peso, debido a que promueve la sensación de saciedad por más tiempo. También puede ayudar a reducir los niveles de colesterol malo, lo que disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Para las personas con diabetes comer yuca rica en fibra puede ayudar a disminuir los niveles de azúcar en la sangre, debido a que la fibra retarda la absorción de azúcar en el torrente sanguíneo.

La yuca contiene 38 gramos de carbohidratos en una porción de 100 gramos. Esto hace que sea una buena fuente de energía para las personas que se involucran en actividades físicas extenuantes. Tales actividades agotan las cantidades de glucógeno, que es la forma en la cual la glucosa se almacena en los músculos. Cuando se come yuca, los hidratos de carbono presentes en ella se convierten en glucosa en el cuerpo, que luego se convierte en glucógeno y se almacena en los músculos.

La yuca debería estar presente en la dieta de las personas con alergia al gluten. La ausencia de la proteína alergénica - gluten - hace que la harina de yuca sea un buen sustituto para el centeno, la avena, la cebada y el trigo. Las personas diagnosticadas con la enfermedad celíaca y otras alergias a base de gluten pueden encontrar alivio en el consumo de alimentos elaborados con harina de yuca o tapioca.

La yuca es una buena fuente de saponinas. Estos fitoquímicos pueden ayudar a reducir los niveles poco saludables de colesterol en el torrente sanguíneo. Lo hacen mediante la unión a los ácidos biliares y al colesterol, por lo tanto evitando que se absorba a través del intestino delgado. Los efectos antioxidantes de las saponinas pueden ayudar a proteger las células del daño de los radicales libres. Un estudio también encontró que las saponinas pueden ayudar a prevenir el cáncer.